lunes, 5 de marzo de 2012

Retos y desafíos de los emprendedores en América Latina.

América Latina es una región de emprendedores, o por lo menos eso se desprende del estudio elaborado por Rebeca Vidal, del Instituto de Estudios Superiores de Administración en Venezuela. Este análisis se basa en el informe del Monitor Global de la Iniciativa Empresarial (GEM, por sus siglas en inglés), que mide y evalúa la actividad emprendedora de los países.

 En el estudio del Monitor Global de la Iniciativa Empresarial se muestra que las 8 naciones latinoamericanas participantes en la investigación (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela) cuentan en promedio con 17,29 por cada 100 adultos en proceso de crear una empresa o con una de reciente creación.

Por otra parte, también se mide la magnitud de propietarios establecidos que se presenta en cada país. En las naciones de América Latina hay, en promedio, 9,37 propietarios de empresas establecidas, que han logrado superar la difícil barrera de los tres años y medio de antigüedad, es decir, que han rendido beneficios a sus propietarios por más de 42 meses, por cada 100 adultos.

Como primera conclusión se desprende que ambos indicadores se ubican por encima del promedio mundial. En cuanto a las nuevas iniciativas empresariales, el promedio global se ubica en 9,07%, de manera que Latino¬américa prácticamente duplica la medida usual. Mientras tanto, el promedio mundial del índice de propietarios de empresas establecidas alcanza 6,59%, colocando a Latino¬américa por encima de la media, pero en una proporción inferior al caso anterior. En nuestra región, muchos emprenden nuevos negocios pero muy pocos logran mantenerse en el tiempo de manera exitosa.

Diversos elementos pueden estar causando esta situación en Latinoamérica. Desde el punto de vista del emprendedor, la formación empresarial puede ser inadecuada o insuficiente, de manera que los esfuerzos por adquirir los conocimientos y herramientas gerenciales que se adapten a los retos que implican la creación y gerencia de una empresa puede ser un modo de contribuir con el mejoramiento de la probabilidad de éxito en la carrera emprendedora. Aunque si se opta por una franquicia y no por un negocio independiente estos elementos de formación que necesita el emprendedor ya no son tan determinantes, ya que el franquiciador proporciona estos conocimientos al futuro franquiciado.

Las franquicias tienen más éxito

De los datos suministrados por el GEM se deriva que, en el promedio global, existen 0,84 empresarios establecidos, es decir, que han logrado mantener sus negocios productivamente por más de tres años y medio, por cada emprendedor. Mientras tanto, en América Latina el promedio es de 0,56 empresarios establecidos por cada emprendedor. Esto demuestra que a pesar de contar con una alta actividad emprendedora, la región la¬tinoamericana tiene dificultades para que las empresas se mantengan en el tiempo siendo productivas y competitivas. Aunque hay que destacar que las franquicias tiene un mayor nivel de éxito que los negocios independientes.

Adicionalmente, las empresas creadas en la región, que son abundantes, poseen dificultades para mantenerse en el tiempo siendo productivas y competitivas. Hay diversos elementos pueden estar afectando la capacidad de supervivencia de los negocios fundados en Latinoamérica. Sin embargo, cada economía imprime exigencias particulares dependiendo del entorno ofrecido a los empresarios. En general, destaca el desempeño de Chile, que según el estudio se ubica como el primer país de la región en cinco de los siete indicadores evaluados. Argentina es uno de los estados que suspenden en la excesiba burocracia para crear una empresa.

Y Venezuela ocupa los últimos lugares de la región en cinco de las variables analizadas. No obstante, Venezuela permanece entre los países más emprendedores del mundo, al ubicarse en el cuarto lugar de una muestra de 42 países, luego de Tailandia, Perú y Colombia.

En cuanto al desempeño de la competitividad de las empresas latinoamericanas, Chile destaca por ofrecer la evaluación más favorable de la región en cuatro de las cinco variables analizadas, mientras Colombia se acerca con tres posiciones destacadas. En el caso de Argentina obtiene la menor puntuación en el desarrollo de vnetajas competitivas como el diseño de productos y mercadeo.

Mientras tanto, al igual que en el grupo de variables asociadas al desarrollo institucional, en este caso Venezuela acumula la mayor cantidad de retos empresariales de la región para el desarrollo de su posición competitiva.

fuente: Tormo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada